Teología del Silencio y de la Carne

Las lágrimas, piel del interior. Artículo publicado el domingo 30 de noviembre. Las nueve musas. España

El hombre y la mujer sin lágrimas comenzaron a compararse,  a materializarse,  a llegar  sus vacíos con dinero, carros, posiciones sociales, a pervertirse,  al no tener lágrimas para purificarse,  no tuvieron quien  les enseñara una manera de  vivir, y llenaron sus vacíos con poder.

Para leer el artículo completo da click a la imagen

1477941455564-443186670